Territorios


La consideración territorial del desarrollo, parte de concebir el espacio rural como un modo de vida, como una expresión social integral donde se construyen las condiciones materiales para la sobrevivencia y la vida. Se trata de dejar de lado las visiones reduccionistas, que lo conceptualizan desde dimensiones económicas, agropecuarias, entre otras, insuficientes de contener el entramado de fenómenos y complejidades que le integran. Un aspecto clave del espacio rural, es la relación con el ambiente que este conlleva, definiendo el modo de aproximación y explotación de los recursos naturales.
Estos factores presentan clara sintonía con la multidimensionalidad que todo proceso de desarrollo implica, de la mano de la acción interinstitucional.